Encuentro de Zona de Eskuinaldea 2015

Segunda salida temática de Eskuinaldea. Malentendidos, frustraciones, contratiempos y ataques de pánico previos aparte, una gran experiencia. Esta vez no escribiré de lo que disfruto en compañía de la chavalería y el monitorado, o de lo que me llenan gestos que veo. Escribiré sobre algo mucho más aburrido, mucho más mundano. Intentaré no solo escribir sino haceros parar a pensar, aunque sea un minuto, en las horas de trabajo y preocupación que supone una experiencia como la que vivimos hace nada. Ahora paraos a pensar en las personas que han invertido tiempo y esfuerzo en organizarlo todo para que los demás pudiéramos disfrutar de ser monitores. Voluntarios y voluntarias, que como tú y como yo, después de ir a clase o a trabajar, de cumplir con sus obligaciones familiares y todas las rutinas, sacan tiempo para organizar, preparar, reservar, llamar por teléfono, enviar emails, rellenar formularios, preguntar y sobre todo, sacan tiempo para cumplir aquello que se comprometieron a hacer.

A esas personas a las que tantas veces se nos olvida dar las gracias, y a las que a veces incluso llamamos plastas, pesados y demás piropos, solo quiero dedicarles unas líneas, quizá poco importantes, pero sinceras y directas. Gracias por no perder los nervios, por no tirar la toalla al decimoquinto contratiempo y aguantar uno más, gracias por comprometeros, por tantos ratos contestando whats app a deshoras y por mantener la ilusión incluso cuando no veis motivos para mantenerla. Y no se me ocurre mejor manera de terminar que con el Bidean Beti Prest del que habéis sido tan buen ejemplo.

Eskerrik asko!!

Itsaso Intxausti (Gozaldi)

 

Partekatu!