Las Trebeak reciben la Luz de la Paz de Belén para llevarla a sus barrios y pueblos

Las Trebeak de Euskalerriko Eskautak Bizkaia y otros grupos de pastoral de la juventud de nuestra diócesis recogieron la Luz de la Paz de Belén en la celebración que se realizó en la iglesia de San Nicolás en Bilbao el pasado viernes 17 de diciembre. Tomando como referencia el lema de este año, “El resurgir de la luz”, más de un centenar de jóvenes se reunieron para darle la bienvenida a esa luz en nuestro territorio.

El fin de semana anterior, los días 11 y 12 de diciembre, las Trebeak de Bizkaia se habían reunido en Orduña con las demás Trebeak de Euskalerriko Eskautak Araba y Scouts Católicos de Navarra para preparar la venida de la luz. En ese fin de semana conocieron su verdadero significado: mejorar la vida de las personas que tenemos alrededor y ser luz para ellas.

Con este encuentro hemos querido celebrar la llegada de la Buena Nueva junto con el resto de la diócesis. Aunque la situación actual haya condicionado la celebración, hemos podido ver junto con el consiliario del movimiento eskaut vizcaíno, Sergio Buiza, el camino que hace la luz entre nosotras y lo que significa: comunidad, familia, barrio, pueblo, ayudar, mejorar el entorno, al fin y al cabo.

Tras un año condicionado por la pandemia, el lema de este año, “El resurgir de la luz”, es más adecuado que nunca. Hemos observado que tenemos en nuestra mano la labor de llevar la luz a nuestro entorno y, gracias a esa conciencia, el último año hemos puesto en marcha numerosos proyectos de cambio social en nuestros barrios y pueblos, por toda la diócesis.

Con esos proyectos en mente, las Trebeak han llevado o llevarán en los próximos días la Luz de la Paz de Belén a sus parroquias, a residencias de personas mayores, a escuelas u otros espacios de su entorno. Ellas son luz para las demás, al igual que Aita-Ama Dios es luz para todas nosotras. Ellas también realizan esa labor de encender las velas con esta luz por todo el mundo.

      

Partekatu!